Skip to content

Con la fuerza de la palabra escrita

Lidia Argüello y Ana Laura Arellanes

Encuestadoras truchas S.A.

Mauricio Gambetta

Quien quiera hacer fortuna de forma rápida y fácil debería sin dudas incursionar en el mundo de las encuestas. No hay negocio más fácil de hacer ni mejor remunerado que este. Es cuestión de sacar los permisos correspondientes, mandarte a hacer en Tacna Centro un logotipo llamativo, y anexarle al nombre elegido algo así como “consultores” o “estudios profesionales”.

Conozco gente que hace unos años pedía prestado “pal micro” y hoy gracias a ese floreciente negocio, y por supuesto a los “padrinos” que siempre están dispuestos a soltar unos buenos soles a cambio de favorecerse ellos mismos, o favorecer a su ahijado candidato, gozan actualmente de pequeñas fortunas que exhiben orgullosos con la mejor cara de palo posible.

Es fácil identificarlos, solo fíjate en que candidato tiene más dinero para afrontar una campaña, y luego siéntate y espera. A los pocos días verás como esos candidatos afortunados aparecen primeros en las listas de preferencia. Por supuesto que para ello no es necesario hacer un estudio previo, ni enviar legiones de encuestadores al campo a preguntar. No señor. Solo se necesita vestir un par de muchachos con una gorra y una camisa que los identifique, tomarles una foto en la puerta de alguna casa conversando con alguien, anexar esa foto al informe final, y por supuesto sentarse frente a una computadora a digitar los resultados que el dinero de los “financistas” haya comprado, adornado con coloridos gráficos hechos en corel draw de disco pirata.

No tengo una bola de cristal pero me tinka, se me ocurre, tengo el presentimiento, que las próximas encuestas que se hagan sobre las preferencias para el congreso en Tacna van a estar lideradas por dos candidatos del fujimorismo. Cuidado señores, que las verdaderas encuestas están en la calle, y ya les pasó muchas veces, imponer candidatos a la gente con encuestas truchas y portadas forzadas no tiene buen fin. No subestimen la inteligencia (ni la decencia) de la gente. No abusen del “podercillo” que tienen quienes se asocian para engañar. Mucho le están pisando la cola al león, y cuando despierte se verán las consecuencias.

Por supuesto este comentario no se aplica a aquellas empresas serias, que también las hay, que han demostrado decencia y veracidad. Va más para esos duendecillos que de periodistas o comentaristas radiales pasaron rápidamente a “encuestadores calificados”, para esos “pendejeretes” que de “picar” veinte soles a las autoridades en las conferencias de prensa, hoy pasan factura de miles a cambio de sus sondeos de opinión inventados.

Hablando de las próximas elecciones congresales, sería bueno que cada candidato además de publicar sus propuestas en volantes, afiches y redes sociales, publique también sus antecedentes completos: denuncias, juicios, sentencias, experiencia laboral, experiencia política. No olvidemos que democracia no es solo el derecho del pueblo de elegir, sino también, y sobre todo, de elegir teniendo la posibilidad de conocer, analizar y comparar, la ruta de vida de la gente que tan buenamente se ofrece a representarla en el Congreso.

Viene llegando a mi “facebook” una serie de invitaciones de amistad de personajes con nombre falsos, que no son otra cosa que cuentas creadas anónimamente en estos tiempos de elecciones con el único fin de desprestigiar a candidatos opositores, y vanagloriar a los propios. Lo bueno es que la estupidez de estas personas es tal que es muy fácil identificar esas cuentas como truchas y hasta saber quiénes son los verdaderos autores detrás de la foto y el nombre falso. Cuidado.

Publicado en La Gran Sala de Noticias