Skip to content

Con la fuerza de la palabra escrita

Lidia Argüello y Ana Laura Arellanes

Garantiza Quirino Ordaz el tratamiento a pacientes del Hospital Pediátrico de Sinaloa

El gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel, se comprometió a que ningún paciente del Hospital Pediátrico de Sinaloa se quedará sin recibir la atención médica que requiere, por lo que se trabajará en dos vertientes: mejorar el abasto de medicamentos y fortalecer el equipamiento.

El mandatario estatal destacó que la salud es una prioridad en su gobierno, y más cuando se trata de un tema tan sensible como el de los niños con cáncer, por lo que el estado entró al rescate financiero de la institución, para garantizar que el tratamiento que reciban los infantes sea el óptimo.

Precisó que en lo que corresponde a la realización de cirugías a corazón abierto, particularmente, donde se requiere traer médicos especializados de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, se atenderá de inmediato para que las intervenciones se realicen sin ningún contratiempo.

Durante el recorrido que realizó por las instalaciones del Hospital Pediátrico de Sinaloa, Quirino Ordaz señaló que este nosocomio viene arrastrando un déficit financiero de alrededor de 85 millones de pesos, por lo que su gobierno ha entrado en un proceso de rescate para hacerle frente a esta problemática.

En ese sentido, el mandatario estatal giró instrucciones al nuevo director del HPS, Miguel Ángel Garrido, para que haga los ajustes necesarios al interior de este nosocomio, que le permita operar de una mejor manera.

El titular del Poder Ejecutivo en Sinaloa reiteró el compromiso con los trabajadores del sector salud, por lo que será un aliado permanente y un defensor de sus derechos laborales, pero advirtió que de haber duplicidad de funciones o exceso de personal en algunas áreas, particularmente administrativas, deberán ser removidos.

Señaló que se ha trabajado de manera coordinada con la Federación a través del Seguro Popular para bajar los recursos que aporta al HPS, pero mientras tanto, el estado no se ha quedado con los brazos cruzados y está aportando alrededor de 2 millones de pesos a la semana.

Por su parte, el director del Hospital Pediátrico de Sinaloa, Miguel Ángel Garrido Rojo, enfatizó que en ningún momento se ha dejado de brindar los tratamientos de quimioterapia a los infantes, por lo que desmintió los señalamientos vertidos recientemente, puesto que se trata únicamente de un medicamento que ayuda a que se tenga un mejor aprovechamiento, el cual fue suministrado ese mismo día en el transcurso de la tarde.

Durante este recorrido estuvo presente el subdirector de Servicios de Salud, Ismael Carrión, entre otras personalidades.

Publicado en Viva La Noticia