Skip to content

Con la fuerza de la palabra escrita

Lidia Argüello y Ana Laura Arellanes

Desarrollan prueba para detectar propensión de mexicanas al cáncer

Laura Toribio

A partir de ahora las mexicanas podrán acceder a una prueba genética que permite evaluar la predisposición al cáncer de mama y de ovario.

La prueba que ha sido establecida en el Instituto Nacional de Medicina Genómica integra los resultados de un estudio realizado en pacientes mexicanas con cáncer de mama y que además cumplen con criterios que sugieren una predisposición hereditaria, como la herencia familiar y la edad temprana de presentación.

A nivel mundial se han identificado más de 750 variantes patogénicas en los genes BRCA1 y cerca de 400 en BRCA2. Mientras que en el caso de la población mexicana además de estos dos genes existen al menos otros nueve genes que están contribuyendo al riesgo genético para desarrollar cáncer.

“Yo soy partidaria del empoderamiento de las mujeres. Si en mi familia hay una historia que me hace sospechar no quiere decir que a fuerzas tenga una mutación, quiere decir que debo preguntar si soy candidata a hacer esta prueba”, explicó Carmen Alaez Verson, jefa de laboratorio de diagnóstico genómico del Instituto Nacional de Medicina Genómica

“Y ni siempre te van a quitar los pechos teniendo una mutación, que eso es una cosa que genera un temor espantoso y no es verdad”, aclaró.

La jefa de laboratorio explicó que el efecto Angelina Jolie a nivel mundial ha sido muy grande, lo que generó que la gente empezará a pensar sólo en BRCA1.

“Y entonces lo que nosotros queremos probar que BRCA1 y BRCA2 en México no explican todos los casos”, detalló.

Hoy el 12% de las mujeres mexicanas tienen el riesgo de presentar cáncer de mama en algún momento de su vida.

“Si tienen cambios en algunos otros genes pueden tener riesgo intermedio, el mismo riesgo que da fumar o tomar alcohol, por ejemplo, y ese riesgo va del 13 al 40%, y las mujeres que tienen riesgo alto, quienes tienen una mutación en algún gen, tienen un riesgo de 50 hasta el 80%”, señaló el doctor Luis Leonardo Flores, médico genetista del Instituto.

Publicado en Excélsior